Libertad es siempre la libertad del que piensa distinto.


Rosa Luxemburgo

miércoles, 10 de septiembre de 2008

No me resisto:

Naturaleza e infancia.

(...)Vivimos más años que nuestros antepasados primitivos, disfrutamos de más confort que los ‘salvajes’, estamos casi exentos de dolor, de muchas enfermedades, del hambre, la sed y de la fatiga. Pero nos reímos mucho menos que los pueblos primitivos. Nos aburrimos infinitamente más y carecemos de la espontaneidad, del optimismo permanente y de la fe en sí mismo que tiene el hombre de la naturaleza. La impresión que han sacado todos los viajeros y etnólogos que entraron por primera vez con tribus de cultura antigua, bien sea en los árticos, en los desiertos sudafricanos o en la estepa australiana, es la de su permanente felicidad, alterada únicamente por los imperativos del medio ambiente, imperativos a los que generalmente, estaban magníficamente adaptados. Y la hospitalidad, la ayuda mutua, la sinceridad, el carácter ‘infantil’ de los hombres de la naturaleza, son virtudes en las que coinciden todos los científicos que las han estudiado. ¿Por qué han perdido los hombres civilizados todas estas características del comportamiento que podrían encerrarse en la palabra ‘espontaneidad’? ¿Por qué tienen que pensar tantas veces las cosas antes de realizarlas? Seguramente porque llevamos mil años alejados de la naturaleza. Porque nuestras ansias infantiles de conocimiento, de contacto y de amor hacia los seres vivos, han sido transformadas por una educación utilitaria en inclinaciones agresivas que llevan al hombre no a usar sino a abusar de su mundo. Hoy la preocupación de todos los grandes pueblos de la tierra estriba en la destrucción del medio. La falta de ética hacia la naturaleza ha llevado a la humanidad a emponzoñar el ambiente en que se desenvuelve.

Texto: Félix Rodríguez de la Fuente.
Fragmento extraído de "Animales salvajes" (Ed. Everest, León, 1984).

Informes Marcianos: El Sistema Educativo:
Empieza así:
El tumor planetario al que llamamos sistema se alimenta, además de una gran cantidad de recursos naturales, de los seres humanos. Y estos seres humanos que donan parte o la totalidad de su tiempo y energía al sistema, están divididos en dos tipos:
1-Productores-Consumidores
2-Productores puros (Carne de cañón)

El llamado Sistema Educativo, desde la enseñanza primaria hasta los estudios superiores, es fundamentalmente una industria de producción de elementos del primer tipo (productores-consumidores), que consiste en un entrenamiento para la adquisición de tal status y se funda en:
1-La inculcación del miedo (...)
2-El bloqueo sistemático al desarrollo personal (...)
3-La transmisión de la cultura (...)

todo eso de nuevo en Crimentales

4 comentarios:

MartaSada dijo...

La verdad es que con estos estractos va a merecer la pena comprar el libro. Esta es la "parte escabrosa" de la cuestión desescolarizadora, cierto?. Se puede dejar pasar que los que hemos decidido esta opción estemos un poco "colgadillos" pero profundizar en lo que será del resto, meter el dedo en la llaga de este tipo de realidades tan asumidas....ffff, ahí le han dao!! No me extraña que no te pudieses resistir, jeje, cuándo alguine pone palabras a lo que nos "runrunea" no tiene desperdicio? jeje.

Airenita dijo...

Y luego siguen los Informes Marcianos sobre el sistema sanitario y el alimentario. Bueno, bueno. No hay peor ciego que el que no quiera ver.

XaManZ¨ dijo...

Es un gusto pasearme por tu blog, ahora que tengo un poquito de tiempo, y descubrir esos posts tan enriquecedores que me he saltado...
Gracias!

Airenita dijo...

:)