Libertad es siempre la libertad del que piensa distinto.


Rosa Luxemburgo

viernes, 12 de septiembre de 2008

"Como amar al niño" de Janusz Korczak

"Decís: Estar con los niños nos cansa”. Tenéis razón.
Decís: “Porque tenemos que ponernos a su nivel. Bajar, inclinarnos, hacernos pequeños.”
Os equivocáis. No es eso lo que nos cansa. Es el hecho de tener que ponerse a la altura de sus sentimientos. De subir, estirarse, crecer, ponerse de puntillas. Para evitar el dolor".

Janusz Korczak "Como amar al niño"


4 comentarios:

soulwoman dijo...

Hola, Airenita. Enhorabuena por tu blog tan esclarecedor como cálido... ¿Será por ese volcán?
Me quedo, una vez más, sin palabras. Qué razón encierran estas frases. Y es que yo no entiendo... ¿para qué se traen hijos al mundo si luego 'nos cansan', o 'no nos dejan con nuestras cosas'? Se les atiborra de televisión, de juguetes, de actividades extraescolares... para que se distraigan y no molesten (?) Y que conste que no estoy en contra de la televisión, ni de los juguetes ni de las actividades escolares. Sólo me opongo al hecho de ponerles a hacer todo esto en vez de...
simplemente, entregarles todo el amor que nos merecen. ¿Seremos capaces de encontrarlo dentro de nosotros? Confío que sí. Y es que para amar a un niño creo en mi humilde opinión que tenemos que hacer las paces con ese niño, chiquitito, que vive ahí, muy temeroso, dentro de nosotros. Un abrazo y gracias por tu estupendo blog.

MartaSada dijo...

Es cierto que desde que se "baja" una a su nivel, no se hace otra cosa que sentir... y es agotador, cierto, pero de una fuerza vital que espanta!! Beso!

Airenita dijo...

Gracias a las dos por los comentarios.
Soulwoman, bienvenida a esa tierra de volcanes, espero poder seguir compartiendo estos pensamientos míos y prestados con cada vez más grande tribu virtual. Mi "volcán" no está domesticado. A menudo es difícil vivir con alguien así, sobre todo rodeados de desierto, sin poder contar con otros caminantes para echarse una mano mutuamente. Las frases de Korczak de hace casi 100 años me ayudan, me refurzan, me fortalecen, me iluninan el camino. El libro "Como amar al niño" tiene cantidad de enseñanzas, no de un pedagogo teórico; son de un padre que ha criado más de 300 chiquillos.
besos

Meninheira dijo...

Porque con los niños se utiliza más nuestra parte energética que la parte física. A medida que crecemos los adultos nos centramos en el mundo físico abandonando el energético o espiritual o como quieras llamarle.
Hay adultos que logran mantener las dos partes más o menos equilibradas, son aquellos que siempre verás rodeados de niños por el placer de estar con ellos no por cualquier tipo de obligación. Lo curioso es que los niños también notan esa energía casi al instante y enseguida establecen relaciones ellos.

Lo más triste es el calificativo de "peterpanes" que se les pone a estas personas, como si vivir en Nunca Jamás fuera realmente un pecado.

Un besito