Libertad es siempre la libertad del que piensa distinto.


Rosa Luxemburgo

martes, 14 de octubre de 2008

Hacer escuela viajando en un velero

Madalen Goiria en su blog nos acerca a otra familia que educa en casa, o mejor dicho en un velero...

Están estudiando por CIDEAD, supongo que es lo que han encontrado como solución "legal". La educación precisamente se les presenta como una cosa difícil, más que todo lo demás. Tal vez porque sea.... ¿obligatoria? ¿organizada a la manera ajena? ¿separada de las verdaderas necesidades? ¿forzada en tiempos y contenidos?
¿?

A veces, y a pesar de todas las dificultades, me doy cuenta de la suerte que tenemos nosotros de poder vivir sin esta presión del mañana, sin esa necesidad de demostrar nada a nadie. La suerte de descubrir que mi hijo se despierta lleno de ideas para pasar el día, que nadie le quita tiempo para jugar a lo que le apetezca ni le obliga a aprender cosas que no ha pedido. Y me maravillo de lo rápido que aprende y de las cosas que sabe y de lo maduro que es y no dejo de sorprenderme que todo eso lo ha logrado por si mismo y que me ha aceptado como su acompañante en esta aventura.

4 comentarios:

MartaSada dijo...

Mmmm, sí que es cierto que tenemos mucha suerte que nos dejen acompañarles!!
Un beso!

soulwoman dijo...

Hola de nuevo Airenita... Hojeé las vivencias de esta familia 'navegante' que nos acercaste y me quedo con tu reflexión... La parte de la educación se les hace cuesta arriba por ser obligatoria, poco flexible...
Y es que me estoy encontrando que ciertos métodos no sirven, al menos a nosotros, a dia de hoy, no nos valen. Confieso que, más por curiosidad que por convicción, empecé a probar con Doman y las palabras y bueno... Un desastre. Âlex está chiquito y de momento no le interesa que le vaya pasando hojas con palabras (escritas)... Él quiere jugar, correr, gritar, en fin... Como veo que de momento el tema de la lectura no le entusiasma lo dejaremos para más adelante. ¿Qué prisa hay? Sobre la marcha vamos aprendiendo. A su ritmo. 'Cada maestrillo tiene su librillo', como dice el refrán... Un beso.

amigos homeschoolers dijo...

Es evidente que ceñirse al Cidead les condiciona, y en forma negativa, ya que su día a día es mucho más rico y si pudieran conjugar el aprendizaje con su experiencia vital sería mucho más fructífero en un sentido amplio.

Tener que hacer lo mismo que hace un niño en la escuela, contrasta tanto con su cotidfianedad, espontánea y diversa, que tiene que ser un tostón, porque además hay que cumplir plazos de entrega, días de exámenes, etc.

Mi hijo hizo un curso, y lo recordamos como una m*****

Educando en Familia dijo...

Agrego el enlace al blogroll!

PD. Azu, tal vez les interese escuchar sobre Epysteme...